La Identidad, Ideología y creencias de los masones en Costa Rica.

Introducción:

Desde la perspectiva de la pasión por la religión, y con ayuda del texto Tratado de historia de las religiones de Miercea Eliade, se busca responder a cada objetivo planteado en el presente ensayo, a modo de brindarle al lector los argumentos necesarios para comprender el tema con mayor claridad y amplitud. Basado en los documentos consultados y el enfoque teórico, se responderá a las interrogantes y establecer los preceptos, creencias y la ideología de la logia masónica en Costa Rica.

Para la función del presente trabajo, se han consultado varios autores, y todos nos brindan una perspectiva distinta para aportar a la investigación, el primero de ellos es Ricardo Martínez Esquivel que en el texto Masones y su participación política en Costa Rica (1865 -1899), aclara lo que era la masonería en esa época “la masonería es una sociedad de beneficencia, que se reúne pacíficamente a discutir asuntos políticos y que no atenta contra la religión”. (Esquivel R. M., 2008) Se consultó el texto de Rafael Obregón Loría que se titula La Masonería en Costa Rica, en el que nos describe todos los orígenes y travesías que significó a creación de la Logia masónica en Costa Rica. Nótese también el texto de Miguel Guzmán-Stein llamado Masonería, Iglesia Católica y Estado, en el que nos explica como la Iglesia Católica y el Vaticano condenaba a la masonería y la asociaba a todos los males de la sociedad:

“Para todos los efectos, la masonería seguirá siendo condenada por el Vaticano y estará asociada permanentemente al liberalismo en Costa Rica y los demás países de Centroamérica, y las Iglesias nacionales aprovecharán la existencia de esta entidad para señalarla ante la sociedad como la causa de todos los males morales y materiales, atacar y deslegitimar a los gobernantes liberales y procurar acciones represivas antimasónicas como parte de la alianza con los sectores conservadores y militares.” (Guzmán-Stein, 2009)

1

Figura 1. Símbolo masón en Costa Rica.

Justificación:

En la actualidad la masonería ya no está en el anonimato, aunque siguen existiendo ciertos mitos que todavía se mantienen y no solo en Costa Rica, subsisten patrones ideológicos que hacen pensar en marco general en la actualidad.

Ante este tipo de problemas entre la ideología, la pasión por la religión, el impacto social y diferentes patrones culturales e identidades es necesario hacer un estudio que informe que compruebe los aspectos positivos y negativos de los masones y muestre la identidad cultural de esta logia o grupo.

Igualmente, las manifestaciones culturales y religiosas de los masones y sus implicaciones en la sociedad, no son del todo claras o propias de la subcultura por completo por lo que es difícil establecer características que son propias de la subcultura o si son adoptadas de otras subculturas, e inclusive si son bien vistas desde la religión y el fanatismo.

Por muchos años, durante los inicios de la masonería, la Iglesia Católica y la pasión por la religión causó un impacto social que hizo que se observara a estos grupos como algo negativo basados en publicaciones periodísticas y supuestos simbolismos o creencias. Al mismo tiempo la masonería tiene cierto anonimato, por esta razón se le denominaba “organización secreta”, sin embargo, ellos no se consideran así, más bien se llaman ´discretos´ pues sus miembros, prácticas y creencias no son de total dominio público.

Un elemento que se considera una avance es que esa idea de anonimato ya no es tan cierta, porque actualmente es más aceptado, pero persisten ciertos mitos que han creado un marco general sobre la figura de lo los masones y hace más difícil saber más sobre su organización interna y sus ritos de iniciación, lo que dificulta más llegar a una identidad e ideología cultural lo cual es una de las partes importantes de este estudio.

Parte de lo que se pretende lograr con este trabajo es describir la ideología masónica desde las manifestaciones del fanatismo, presentes en la religión. Además diagnosticar cómo se ha desarrollado la masonería en la sociedad costarricense con el propósito de establecer un marco general al momento presente. Analizar los aspectos generales de la ideología masónica desde un marco cultural para reconocer su origen, la identidad cultural y patrones culturales y diseñar un estudio que presente la realidad e informe sobre los aspectos positivos y negativos de esta logia a fin de conocer la verdadera identidad cultural e ideológica de los masones. El fin de este trabajo reside en describir y analizar desde la perspectiva de la pasión por la religión, la identidad, ideología y creencias masónicas, a fin de esclarecer porqué por muchos años se les ha denominado “satánicos”. De esta misma forma se busca analizar la ideología masónica desde las manifestaciones del fanatismo, presentes en la religión y poder connotar los patrones culturales e ideologías desde lo individual a lo colectivo

¿Qué es la masonería? 

2

Figura 2. Miembros de la Logia masónica en Costa Rica.

Son muchos los mitos y teorías conspirativas que se han creado alrededor de la masonería, alimentadas por el “secretismo” de sus miembros o tal vez por la religión, pero es que es muy poco lo que la opinión publica sabe verdaderamente de ellos.

Aunque se les suele vincular con todo lo malo que sucede en el mundo, y los han llamado “satánicos” por muchos años, lo cierto es que sus ideales de relacionan con la libertad, la fraternidad y la igualdad, por otro lado también la búsqueda de la verdad, el desarrollo intelectual y moral, son parte de lo que promueve la masonería. Durante muchos años han influido en múltiples avances sociales y además a lo largo de la historia ha contado con grandes personajes entre sus miembros, como José María Castro Madriz primer Presidente de la República.

Pero la interrogante de ¿qué son? sigue estando presente.

La masonería, al menos en Costa Rica, es una sociedad discreta, no secreta como algunos la llaman. Discreta, pues cada uno de sus miembros puede decir libremente si pertenecen o no a la logia, sin embargo, no deben mencionar nombres de otros miembros.

Se reúnen cada cierto periodo de tiempo en un templo, para discutir de sus planes, obras benéficas o apariciones públicas.

Los masones creen o le dan “culto” al Gran Arquitecto del universo, que básicamente es un concepto global de divinidad, que podría abarcar todas las definiciones de Dios.

Desarrollo

En este apartado se plantearán seis argumentos en los que se desarrollarán los objetivos del presente trabajo.

Orígenes de la masonería en C.R

La masonería en Costa Rica a pesar de ser un tema del que poco se habla o al menos no es un tema mencionado periódicamente en medios de comunicación o centros educativos, ha tenido algunos enfoques de estudio interesantes empezando por sus orígenes. Lo que para muchos resultaría algo sorpresivo, la masonería en Costa Rica fue iniciada por un grupo de hombres y entre ellos el presbítero Francisco Calvo, el acuerdo fue construir una logia a la que denominaron “Caridad”, sin embargo para esta misma época, pero antes de que la Logia iniciara sus labores, había en Costa Rica un grupo de personas afiliadas a la masonería. Poco conocemos de los primeros tiempos de Francisco Calvo, pero para 1844 cuando se inaugura la Universidad de Santo Tomás, Calvo desempeñaba la cátedra de Teología, aunque en esta época todavía no era sacerdote, pero sí Bachiller en Teología, grado que no se sabe cuándo ni dónde lo obtuvo. En 1847 vistió los hábitos clericales y en junio del mismo año se fue a Honduras donde se ordenó como sacerdote, ahí mismo obtuvo domicilio en una diócesis. En 1849 regresó a Costa Rica. Francisco Calvo fue sumamente caritativo, dio ayuda y consuelo a los más necesitados, su nombre es recordado con mucho cariño, durante muchos años fue el cura de los leprosos a quienes sirvió con verdadera piedad. De las características más notables de esta Logia era lo serios y entusiastas que eran sus miembros para realizar sus trabajos. Durante el primer año, las actividades masónicas se habían desarrollado de forma pacífica y sin intervención de la iglesia en ninguna actividad. Pero la existencia de la Logia en un lugar tan pequeño como Costa Rica, no podía permanecer demasiado tiempo en secreto ni ser vista con indiferencia, y la noticia de su creación se extendió rápidamente desencadenando opiniones a favor en unos  y críticas en contra de otros. La lucha se intensificó y el clero aprovechando sus influencias, logró que muchos miembros se desligaran de la Logia. (Loría, 1938)  No es extraño en esa época y en el presente, la situación aunque no tan invasiva, sigue siendo mal vista por muchos, entre esos la iglesia.  

Ideología masónica y la religión (Iglesia Católica)

Muchas han sido los adjetivos con lo que se ha denominado a la masonería, y entre ellos tal vez el más significativo sea el satánico. En las líneas siguientes se explicará la ideología y creencias de este grupo, en contraposición con las de la religión. Primeramente hay tres principios fundamentales en la masonería y son “creer en el Gran Arquitecto  del Universo (arquetipo de dios, ser, fuerza o poder superior), practicar el amor al prójimo y creer en la trascendencia e inmortalidad del alma.” (Esquivel R. M., 2009). Para los masones ser parte de una logia significa un compromiso ético-moral y de una constante adiestramiento intelectual. En la Logia se practican y promueven valores importantes como la filantropía, la tolerancia, el ecumenismo y la igualdad. Los requisitos para poder pertenecer a la logia eran tener 21 años, saber leer y escribir y presentar un “buen testimonio”. La masonería en Costa Rica se dio al margen de importantes acontecimientos, en un proceso de construcción de identidades sociales, cultura y clases sociales. Durante los inicios de la masonería en Costa Rica, el discurso con mayor peso cultural y en las mentalidades de la sociedad costarricense fue el de la iglesia católica; el cual fabricó sus propias ideas sobre la masonería de la época. “La Iglesia Católica desarrolló una “guerra de ideas” promulgando 16 documentos oficiales antimasónicos escritos entre 1738 y 1894.” (Esquivel R. M., 2009). Los documentos oficiales son los que pertenecen al magisterio, los escritos por los papas; estos documentos fueron paulatinamente publicados en Costa Rica, traspasando así las representaciones presentes en ellos. Pero esto no significó que en el imaginario social costarricense no se realizaran sus propias representaciones sociales y acordes a las circunstancias y actividades en las que se vio envuelta la masonería y los masones en el país. “El imaginario social hace referencia a las actividades de invención, creación, apropiación, percepción, conformación de una visión de la realidad de los actores sociales y por otro lado, a los productos materiales y simbólicos que resulten de sus comportamientos.” (Esquivel R. M., 2009).

La masonería se representó ante todo como una “agrupación condenada y prohibida por la Iglesia Católica”, como un “peligro social”, como una “institución religiosa” y finalmente como una “institución política”. Se ha observado que las dinámicas sociales son mucho más complejas, que la masonería no fue anticlerical, y que hubo muchos masones católicos, masones que luego se vuelven antimasones, clero católico masón y/o liberal, liberales bastante cercanos a los sectores más tradicionales de la Iglesia Católica, liberales antimasones entre muchos casos que rompen con los estereotipos señalados. (Esquivel R. M., 2009).

La prensa católica empezó a tomar fuerza, y para el 3 de mayo de 1890 el Eco Católico reinició su “guerra de las ideas” contra el liberalismo y la masonería con argumentos e ideas apoyadas por la imaginación y la pasión por la religión, esto se observa en un artículo publicado el 3 de mayo de 1890:

“Se ve que La francmasonería tiene afectos muy pronunciados por el sistema republicano. Su sueño dorado es la república universal, con Satanás por presidente. La francmasonería construye su casa sobre arena, es decir, sobre el error y sobre las pasiones…. guerra que sin cesar hace la francmasonería a la Iglesia… “, pero la Iglesia responde “… la francmasonería no se saldrá con Las suyas”, porque los católicos cumplirán con su deber de “… exhibir la sociedad de la Francmasonería tal cual es en realidad, alzarle los trapos de una palabrería rumbosa y falsa con se cubre, y exhibirla en toda se desnudez satánica”. (AHACMSJ, El Eco Católico, 3 de mayo de

1890, p. 157).

Simbolismo masón

Si bien es considerada la masonería como anticlerical, y que esta idea haya sido difundida por la Iglesia Católica en Costa Rica, el hecho de que el leguaje dentro de los círculos masónicos fuera similar al religioso favoreció el desarrollo de las representaciones sociales. “Templo masónico”; “hermano”, “maestro”, el arquetipo del “Gran Arquitecto del universo”, son algunos de estos términos con afinidad religiosa, a los que podemos agregar la simbología, la cual mucha está sacada de los textos bíblicos, además de la vestimenta de los masones. A esto se le suma los rituales, las ceremonias y las mismas liturgias, actividades que siguen lineamientos similares a los religiosos. Los masones utilizan mucho simbolismo esotérico, que para ellos representa conceptos espirituales. Por ejemplo, utilizan el libro sagrado (la biblia), un compás y una escuadra, son tres símbolos que se pueden encontrar en la gran mayoría de templos masones. El número tres, como algo sagrado, la trinidad, presente en múltiples pueblos y culturas, entiéndase lo sagrado como:

“Para la ontología arcaica, lo real se identifica sobre todo con una “fuerza”, con una “Vida”, con una fecundidad, con una opulencia, pero también con todo lo que es extraño, singular, etc.; en otras palabras, con todo lo que existe de una manera plena, o manifiesta un modo de existencia excepcional. La sacralidad es principalmente real. Cuanto más religioso es el hombre más real es, más se arranca de un devenir vacío de significado”. (Eliade, 2012, pág. 385)  

Esta trinidad también posee su propio significado para la masonería:

“El compás apoyado en la biblia con un vértice apuntando hacia el oriente, fuente de irradiación de energía con sus dos puntos a accidente. Representa la justicia con la que deben medirse nuestros actos y mide nuestras acciones. Nos recuerda que hemos de tratar con equidad a nuestros semejantes. Con el compás también se representa la divinidad: su vértice es el ojo que todo lo ve y sus ramas la claridad o los efluvios que constantemente se derraman sobre el hombre y la materia, representada por la escuadra. Nos recuerda que el hombre aún debe superar su parte material y por eso no puede recibir la divinidad. [..] La escuadra es la materia, simboliza la superación y los nobles ideales que todo que se precie masón han de tener en cuenta y no abandonar jamás. […] Otra de las grandes luces es el libro sagrado… Se coloca sobre el altar o ara, como símbolo de la voluntad del supremo”.  (Las tres grandes luces, 2011)

3

Figura 3. Imagen del anuario de la Gran Logia de Costa Rica.

¿La masonería es mala (satánica)?

Como se mencionó anteriormente la masonería fue y ha sido señalada por la Iglesia Católica como una “secta”, este término la encasilla con características religiosas. Fue a partir de los años 1873 a 1875 que las logias masónicas empiezan a ser consideradas con carácter religioso, específicamente como “sectas satánicas” o “agrupaciones del demonio”, esto por parte de los sectores eclesiales católicos, vieron a la masonería como la autora de las reformas políticas de los 80’s, las cuales fueron concebidas como “diabólicas”, “antirreligiosas”, por importantes sectores de la Iglesia Católica costarricense.

Pertenecer a estas logias era considerado pecado y por ende “condenación eterna”.

““Satanás” es el enemigo por excelencia del cristianismo, el “deísmo” corrompe el dogna del monoteísmo en una fe natural. Por lo que no es difícil deducir que la única relación de estas con la masonería fue con el único objetivo de desprestigiarla. Además todas las temáticas de los discursos papales eran antimasónicas, vista como una “agrupación condenada y prohibida por la Iglesia Católica”, un “ente misterioso y secreto”, un “peligro social” y por lo tanto un “adversario de la iglesia”. (Esquivel R. M., 2009)

Todo esto ha sido temáticas de la Iglesia Católica sobre la filosofía con la que se relacionó a la masonería. Con estas afirmaciones el único objetivo era sencillamente combatir la masonería y el protestantismo, utilizando términos y frases como “adoran a satanás” que asustaban al pueblo y le alejaban de estas instituciones. Sin embargo, con los años se ha comprendido que la masonería está lejos de considerarse “satánica”, todo lo contrario, cada quien tiene elección libre de culto, pueden haber dentro de la organización, masones católicos, protestantes y hasta mormones, la religión no es un limitante, sin embargo sí deben creer en una deidad o “poder superior”.

Organización de los masones en C.R. 

4

Figura 4.  Reunión de miembros de la masonería en Costa Rica.

La masonería costarricense se caracterizó y se caracteriza por no ser una sociedad fanática, cerrada, contrario a la Iglesia y a la religión, no es anticlerical ni se define atea.

“No es una masonería conspirativa o cuyas actividades trasciendan los fines y límites que la propia masonería le ha impuesto bajo la tónica o modalidad ortodoxa. Es, ante todo, una masonería respetuosa de las ideas y creencias individuales.

Tampoco es una masonería que pueda llamarse “clasista” en el estricto sentido de la palabra, pues en su seno comparten distintos niveles socio-económicos, especialmente medio y alto, pero se encuentran también personas cuya condición de extranjera no permite conocer sus antecedentes sociales previos a la llegada al país, o bien es evidente su bajo nivel económico”. (Guzmán-Stein, 2009)

La masonería ha sido mal vista, perseguida y desprestigiada por años, se le ha tachado se “secta satánica” o de “organización secreta”, pero ni una ni otra. No creen en satán, y no se consideran a  sí mismos “secretos”, sino mas bien discretos, pues algunas cosas no son de dominio público. ”La masonería siempre ha sido una organización abierta, pero opera bajo ciertos secretos, si así lo quiere ver, hay algunas cosas que no se hablan con todo el mundo, pero no es una organización secreta, y eso ha sido probado una y otra vez”. (Ramón, 2015)

Por otra parte se ha dicho que es una organización que busca poderío económico mundial, sin embargo esto no es del todo cierto, por lo menos en Costa Rica, aquí igual puede ser masón el barrendero o un presidente o empresario. En la masonería no hay distinciones, todos son iguales, la igualdad es uno de sus valores más importantes. “La masonería en sí misma no está ligada al poder. Pero hay gente que ostenta posiciones de importancia en la masonería que tienen un ego enorme y ello nos conduce a este problema, porque un principio de la masonería es que todos somos iguales”. (Ramón, 2015)

Los masones de lo individual a lo colectivo

A pesar de ser una organización discreta, la Logia masónica en Costa Rica no tiene distinciones ni exclusiones de credo, sexo o raza. Con respecto a las religiones, no es cierto que no acepten católicos, no hay restricciones para nadie, mientras tanto crean en un “ser supremo”. La masonería no es una religión, cada persona dentro de la organización tiene su propio credo, las creencias sobre la inmortalidad del alma en la masonería, no son del todo ciertas, pues eso irá directamente ligado a la religión de cada miembro en particular.

Entre las actividades que realiza la logia masónica en Costa Rica actualmente, sobresalen donaciones para niños de escasos recursos o con alguna discapacidad, e inclusive en otros países de Latinoamérica hay masones que brindan donaciones a hospitales que atienden niños quemados o accidentados. La masonería en Costa Rica y Centroamérica se dedica más a un sentimiento apropiado de democracia y libre expresión. “Muchos somos doctores, hay arquitectos, ingenieros (…) pero lo importante es hacer un aporte a la sociedad como hombres libres y de buenas costumbres, y eso empieza desde el hombre que limpia los caños” (Boncompagni, 2015)

 

A modo de conclusión, la masonería como “institución política” fue probablemente la representación social más subjetiva de todas, ya que se acrecentó en medida que las logias masónicas se desligaron de la política. Además la representación social de la masonería como “institución religiosa” niega el mito de que esta sociedad es atea o “anti dios”, ya que se puede comprobar que los mismos contemporáneos de sus inicios no la vieron como tal, y actualmente no se le considera atea, por el contrario, sus miembros son creyentes y no necesariamente de una misma religión.

5

Figura 5.  Templo masón en Costa Rica.

Los masones son activos socialmente, ayudando y apoyando causas benéficas, nacional e internacionalmente. Su organización sigue basándose en la democracia, promoviendo la libre expresión y los derechos ciudadanos. Independientemente de la religión que profesen, para la masonería la igualdad y la fraternidad siempre serán de sus valores más importantes y representativos, es por esto que el respeto a la elección de culto, prevalecerá por sobre cualquier cosa. Y aunque en sus inicios la Logia era únicamente integrada por hombres, actualmente sus miembros van desde mujeres, hombres, jóvenes o personas mayores.

Anexos:

Masones en Costa Rica

Inauguran primer templo masónico en Costa Rica.

La masonería en Costa Rica

Bibliography

Boncompagni, G. (30 de Enero de 2015). Masones en Costa Rica: mitos y verdades. Obtenido de CRHoy.com: http://www.crhoy.com/archivo/masones-en-costa-rica-mitos-y-verdades/entretenimiento/

Eliade, M. (2012). Tratado de historia de las religiones. En M. Eliade, Tratado de historia de las religiones (pág. 385). España: Cristiandad.

Esquivel, R. M. (30 de mayo de 2008). http://www.academia.edu. Obtenido de http://www.academia.edu: http://www.academia.edu/490609/Masones_y_su_participaci%C3%B3n_pol%C3%ADtica_en_Costa_Rica_1865-1899_

Esquivel, R. M. (9 de agosto de 2009). “CONSPIRADORES POLÍTICOS” Y “SECTAS MISTERIOSAS” IMAGINARIOS SOCIALES SOBRE LA MASONERÍA EN COSTA RICA (1865-1899) . Revista de estudios de la Universidad de Costa Rica, 13-32. Obtenido de http://dialnet.unirioja.es.

Guzmán-Stein, M. (2009). “Masonería, Iglesia católica y Estado: Las relaciones entre el. Revista de Estudios Históricos de la Masonería , 101-134.

Las tres grandes luces. (30 de abril de 2011). Valles de Santiago.

Loría, R. O. (1938). http://www.academia.edu. Obtenido de http://www.academia.edu: http://www.academia.edu/4799327/La_Masoneria_en_Costa_Rica_POR_RAFAEL_OBREGON_LORIA

Ramón, G. R. (14 de Noviembre de 2015). La Nación. Obtenido de ww.nacion.com: http://www.nacion.com/nacional/Sumo-sacerdote-visito-Mason-barrendero_0_1524647529.html

1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s