COSPLAY: JUEGO DE IDENTIDADES (Jessica Calvo Vega)

COSPLAY_JUEGO-DE-IDENTIDADES

I. INTRODUCCIÓN

El ser humano a diario debe lidiar con un sin fin de textos culturales que se generan a su alrededor y que contribuyen con el desarrollo social del individuo; sin embargo estos contextos culturales muchas veces pasan desapercibidos debido a distintos factores, como el desconocimiento de subculturas que se crean en la sociedad, desinterés por los nuevas manifestaciones culturales y en el peor de los casos por temor a enfrentarse a lo nuevo; más aún cuando se trata de actividades de se toman prestadas de otras regiones del mundo.

La lectura que se proponer en esta investigación toma la idea de que el sujeto social está en constante búsqueda de una identidad nueva, en la que pueda experimentar una liberación momentánea, la cual se percibe en la práctica del cosplay. Asimismo se espera demostrar, que como muestra cultural, el cosplay, mediante la asignación de roles y el enfrentamiento entre estos se tiene como ejemplo un drama popular, actual.

II. HISTORIA DEL COSPLAY

Comiket-81-Cosplay-Overload

Una de las ediciones del Festival ComiKet en Odaiba, Japón

En 1975 en Japón, exactamente en Odaiba, isla perteneciente a la bahía de Tokio, se inauguró uno de los más grandes eventos de la cultura popular japonesa, llamado Comiket, acrónimo creado a partir de las palabras en inglés Comic Market[1], este evento está dirigido a todos los jóvenes y adultos japoneses interesados en la compra y venta de historietas niponas, pero es en este lugar donde surge el cosplay, y sirve de epicentro para lo que ahora se ha vuelto en un práctica mundial.

En Costa Rica, por ejemplo, los primeros cosplayers[2] vinieron desde Japón en 1999, para la celebración de la Semana Japonesa[3], se contaba con aproximadamente diez cosplayer. Es hasta el 2003 que se empieza a esparcir la tendencia nipona, menciona Jorge Céspedes (Citado por Chinchilla, 2014)

A nivel académico no se registra, en el país, alguna investigación previa dedicada a la práctica del cosplay como parte de la cultura costarricense, a pesar de que en el año 2014, el Ministerio de Cultura declara el cosplay y los eventos afines al tema como actividades de interés cultural, afirma González (2014); una de las razones por las que no existe material desarrollado sobre el tema está en que el conocimiento de los festivales con la temática de cosplay, hasta el momento no han contado con la propaganda suficiente.

III. MOTIVACIÓN DEL TEMA

Las prácticas artísticas en Costa Rica, con el paso de los años, han crecido a tal punto que muchas de ellas resultan desconocidas para los costarricenses; tanto, en la danza, como las artes plásticas y las artes escénicas se presenta un amplio repertorio de géneros y repertorios, que enriquecen la cultura popular en el país. Al ser cada una de las llamadas Bellas artes un extenso mundo de posibilidades para que el individuo enriquezca su identidad, es importante dar a conocer todas esas nuevas tendencias artísticas que, en la mayoría de los casos, se toman de otros países.

Es importante que los estudios inspirados en la identidad del costarricense, inicie una etapa de redescubrimiento y se dedique a buscar en las nuevas muestras culturales un objeto de estudio, que contribuya con la instauración de nuevas formas de convivencia en el país; es por esta razón que se desarrolla este trabajo, con el fin de buscar, y al mismo tiempo dar a conocer, una nueva práctica artística representada en el Cosplay, así como la polémica que se presenta entre sus participantes.

edad media le  jacques le goff

Pieter Bruegel. El combate del carnaval y la cuaresma (1559). Kunsthistorishes Museum, Viena

Esta investigación, principalmente, busca contrastar la práctica del Cosplay a partir de la teoría del Carnaval, con el fin de proponer una lectura del cosplay como respuesta a una búsqueda de identidad.  Además se platean tres tareas específicas, en primer lugar, definir el concepto de cosplay, con el propósito de justificar el papel del cosplay como práctica cultural. En segundo lugar, identificar la principal inspiración del costarricense para realizar un cosplay, con el propósito de valorar los principales intereses en la práctica del Cosplay; por último, comprobar los detonantes de la polémica desarrollada entre los cosplayers, con el fin de evidenciar los diferentes roles del cosplayer como actor social.

El material a continuación se plantea la hipótesis del cosplay en Costa Rica como  una manifestación  de dialogismo reprimido, concepto empleado por Mijaíl Bajtín en su teoría carnaval. Por tanto, es necesario formular el valor cultural del cosplay en el país y no solo destacar esta práctica como una necesidad social.

IV. ACERCAMIENTO METODOLÓGICO

El cosplay desde un punto de vista social, específicamente en el tema de la identidad humana, no registra estudios previos en lo que respecta a esta práctica en la sociedad costarricense; sin embargo, países como México, Colombia y Ecuador, tal vez por tener un conocimiento anticipado al de los costarricenses sobre el tema del cosplay, posee estudios en los que se reconocen como palabras clave: cosplay, cultura e identidad.

En primer lugar, Iza Franklin y Santiana Alarcón (2015), ecuatorianas, presentan una investigación titulada La transformación del ser a partir de las prácticas comunicacionales y sus representaciones sociales en el movimiento cosplay, en la cual no solo proponen como producto final un video documental en el que se evidencia la transformación del ser por medio de prácticas sociales como el cosplay.

Coronello_Katekyo-Hitman-Reborn_Jeffry-Jiménez.jpg

Cosplayer: Jeffry Jiménez. Personaje: Coronello (Katekyo Hitman Reborn). Fotografía: Jessica Calvo Vega

Asimismo, concluyen que “El disfraz es un valioso instrumento para transmitir conocimientos, información y normas, pues desde el punto de vista social, el juego con disfraces estimula la interacción y amplia nuevas normas de comunicación” (2015, pág. 104) y al mismo tiempo contribuye al desarrollo de la identidad y la conciencia moral.

Seguidamente, en un aporte colombiano titulado El cosplay en Santiago de Cali: Una práctica juvenil que va de la fantasía a la realidad de la autoría de Daniel Molina (2015), se da el reconocimiento de varias tramas de sentido, de las que resalta una de ellas, la vestimenta, esto porque se manifiestan atuendos característicos, no solo cuando el individuo utiliza su disfraz, sino en la vida cotidiana, se representa por medio del uso de accesorios o apropiación de características que representan al personaje en cuestión, que tienen carácter simbólico en el cosplayer, de manera que se manifiesta una nueva identidad.

En la investigación de Molina, se desarrolla un análisis de datos recolectados por medio de una entrevista, de la cual  rescata que la mayoría de los entrevistados que existe un sentimiento apropiación de las características del personaje “llevadas a la escenificación de un personaje” (Molina, 2015, pág. 108), alas que relaciona como una práctica de performance.

Angela-Bermuidez-y-Marisa-Fernández_Big-and-Little-Sister_Bioshok_Calendario-cosplay.jpg

Cosplayers: Ángela Bermúdez y Marisa Fernández. Personajes: Big sister y Little sister (Bioshock 2). Fotografía: Calendario Cosplay

En el caso de México, con la realización de entrevistas como recurso metodológico, Bravo, Nieto y Chacón (2015) concluyen en su proyecto Identidad juvenil y la práctica del cosplay muchos de los entrevistados que durante la representación del personaje buscan asumir el papel pero sin caer en los excesos, es decir, no se da una transformación de identidad tan marcada, sino que se presenta un juego de intereses, en intento de demostrarse mejor en algún aspecto, ya en un plano más competitivo  el cosplay se convierte en “el campo de batalla ideal para buscar un reconocimiento y una atención no obtenida en otros medios y espacios sociales” (Bravo et al., 2015, pág. 170).

Un punto importante para resaltar que se concluye por Bravo et al. (2015) menciona que en el círculo de practicantes del cosplay existe una necesidad por difundir y dar a conocer que realizan el cosplay, esto como una búsqueda presencia social más marcada; que la final del evento se resume toda esa atención traducida en la cantidad de halagos y fotografías obtenidas, como una recompensa de estatus social momentánea.

Estas tres muestras académicas, contribuyen en gran medida al desarrollo de este trabajo, a pesar de que solo se desarrollan a través de la identidad del individuo y no desde las prácticas carnavalescas y el dialogismo que estas generan. Asimismo, para una mejor conceptualización del tema a desarrollar se tomarán en cuenta el aporte teórico en materia de cultura popular, del cual se destacarán términos como: Dialogismo, Carnaval, Identidad y Cultura.

9789681668167

Portada del libro “Problemas de la poética de Dostoievski”

Mijaíl Bajtín en 1936 publica la que va a ser una de sus obras más importantes, Problemas de la poética de Dostoievski, en la cual desarrolla los conceptos de dialogismo y polifonía, como muestras características de la obra de Dostoievski. El primero de estos términos, menciona Bajtín (2003), se muestra como una voz que se mezcla con las voces de los personajes de la obra, en dónde el “héroe” se percibe como autor de su concepción ideológica y no como la visión artística del autor, es decir, la voz “no se estructura como la totalidad de una conciencia que objetivamente abarque las otras, sino como la total interacción de varias, sin que entre ellas una llegue a ser el objeto dela otra” (Bajtin, 2003, pág. 32), este dialogismo que plantea Bajtín, se crea en el espacio de la polifonía, concepto que encarna el esfuerzo por salir de los marcos del discurso monológico.

muy-420

Portada del libro “La cultura popular en la Edad Media y en el Renacimiento: El contexto de Fronçois Rabelais”

Años después, en 1941, Bajtín publica La cultura popular en la Edad Media y en el Renacimiento. El contexto de François Radelais, obra en la que desarrolla el cosncepto de carnaval como una conducata característica de la cultura popular; la teoría del carnava se plantea como un momento en las practicas sociales, donde se da la dualidad del mundo, es decir, “parecía haber construido, al lado del mundo oficial, un segundo mundo y una segunda vida” (Bajtin, 1989, pág. 11), el cual se construye como una parodia de la vida ordinaria, el famoso “mundo al revés”, una liberación transitoria en la que se abolían las relaciones jerárquicas y los tabúes.

En cuanto al tema de identidad desde la definición de Giménez (2015) constituye en la apropiación distintiva de ciertos repertorios culturales que se encuentran en el entorno social, se trata de una cultura interiorizada y que tiene como función marcar fronteras entre un individuo y los “otros”. Además, Giménez define cultura como “la organización social del sentido, interiorizado de modo relativamente estable por los sujetos en forma de esquemas o de representaciones compartidas”. Es importante para efectos de una mejor comprensión de la conducta estudiada en este trabajo mencionar parámetros que definen un actor social (Giménez, 2015) y así modelar una idea propia del actor social en la práctica del cosplay:

  1. Todo actor ocupa siempre una o varias posiciones en la estructura social.
  2. Ningún actor se concibe sino en interacción con otros.
  3. Todo actor social está dotado de alguna forma de poder, en el sentido de que dispone siempre de algún tipo de recursos que le permite establecer objetivos y movilizar los medios para alcanzarlos.
  4. Todo actor social está dotado de una identidad.
  5. En estrecha relación con su identidad, todo actor social tiene también un proyecto, es decir, algún prospecto para el futuro, alguna forma de anticipación del porvenir.
  6. Todo actor social se encuentra en constante proceso de socialización y aprendizaje, lo cual quiere decir que está haciéndose siempre y nunca termina de configurarse definitivamente.
Arturo-Alfaro-Cascante_Iron-Man-2_Foto-Calendario-Cosplay

Cosplayer: Arturo Alfaro, Personaje: Ironman. Fotografía Calendario Cosplay

En cuanto a conceptos básicos que se deben manejar para la lectura de esta investigación, se debe recordad los siguientes: cosplayer es la persona que se dedica a personificar un personaje, posee actitudes actorales; cosmaker la persona encargada de confeccionar el vestuario del cosplayer, aunque algunos cosplayers elaboran sus propios disfraces;  propmaker es quien confecciona los props o accesorios  para el cosplayers, sin embargo algunos cosplayers construyen sus propios artículos de utilería.

Finalmente, se debe destacar que, con la intención de enriquecer los resultados de este trabajo, se realizó una pequeña entrevista a cuatro cosplayers (C1, C2, C3 y C4) costarricenses, dos hombres y dos mujeres de edades entre los 24 y 40 años, se pude decir que marcan tres generaciones del desarrollo de esta práctica social, de tal manera que se ofrecen distintas opiniones sobre los temas de interés para esta investigación.

Cosplay: ¿Qué es? Y ¿qué aporta a la cultura costarricense?

En un intento de obtener concepto del cosplay, se solicitó a los entrevistados  una definición propia de cosplay, a lo que respondieron de la siguiente manera: ( entrevista)

pregunta1

Siluetas de personas que representan una entrevista.

C1: “Para mí el cosplay es arte que ayuda a que uno sea creativo, es más se convierte en una forma de vivir.”

C2: “El poder que tenemos los cosplayers para convertirnos en otras personas.”

C3: “En mi caso, es un hobbie, pero de los sanos, de los que uno se enriquece.”

C4: “EL cosplay, para mí, es magia, porque uno se convierte al representar a un personaje.”

Esta muestra aporta cuatro interesantes visiones, en primer lugar el cosplay como arte, Thomson (Citado por Giménez, 2015) llama a estas prácticas como “formas culturales”, los cuales están objetivados por medio de artefactos o comportamientos culturales, es decir, las danzas, los ritos y como se presenta en este caso el arte. Ahora bien, el individuo adopta diferentes actitudes artísticas como una forma de alimentar su identidad, como es el caso de C1, ejemplo de la segunda visión, quien considera el cosplay como una forma de vivir, debido a que realiza una adaptación del arte a su identidad, ya no solo como cosplayer, sino como actor social.

En tercer lugar, C3 considera el cosplay como un hobbie, es decir, una forma de entretenimiento, por tanto una representación del “entorno cultural” (Giménez, 2015). Por último, se puede amalgamar dos de las respuestas obtenidas, debido a que se puede aludir a una satisfacción manifestada en las palabras “magia “y “poder”, para referirse  a la capacidad de cambiar de identidad, de modo que se ve ejemplificado el concepto de carnaval:

“….triunfo de una especie de liberación transitoria, más allá de la órbita de la concepción dominante la abolición provisional de las relaciones jerárquicas, privilegios, reglas y tabúes.” (Bajtin, 1989, pág. 15).

Después de tomar en cuenta el significado otorgado por personas que se desenvuelven en el mundo del cosplay; es importante la definición de otros medios, como lo son diccionarios y en vista de la importancia de la que ha tomado el internet en la actualidad, no se debe dejar de  lado los resultados que se presenten en la búsqueda.

Cosplayer-costarricense_Inspector-gaget_F-Jessica-C-Vega

Cosplayer costarricense. Personaje: Inspector Gaget. Fotografía: Jessica Calvo Vega

La enciclopedia libre Wikipedia, por ejemplo, define el cosplay como: “un tipo de moda representativa, donde los participantes usan disfraces, accesorios y trajes que representan un sujeto específico o una idea”, el primer aspecto relevante de esta definición es que se le adjudica la etiqueta de “moda”, pero se debe refutar en este término, debido a que moda se entiende como “modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo” (RAE, 2015), pero al colocarlo en comparación con las conjeturas realizadas a partir de los aportes de los cosplayers entrevistados moda limitaría la trascendencia artística del cosplay como muestra cultural.

Ahora bien, de acuerdo a la búsqueda realizada, las páginas, blogs y foros que se encuentran en la red se limitan a utilizar la definición planteada por Wikipedia, lo cual lleva a construir una definición, considerando las definiciones mencionadas en líneas anteriores; el cosplay es una forma de entretenimiento actual, en el cual mediante el uso de disfraces y accesorios, se le otorga al individua el poder de dar vida a personajes ficticios por medio del arte.

De acuerdo a lo recopilado en la entrevista, la segunda pregunta planteada “¿Considera que el Cosplay es una muestra cultural en Costa Rica?”, curiosamente, obtuvo de los cuatro entrevistados respuestas que presenta algunas semejanza,  por ejemplo, hacen referencia al cosplay como arte, razón que va justificar su ubicación de esta práctica social como muestra cultural; asimismo, la idea del cosplay como actividad que se encarga de reunir a personas que comparten un interés, lleva a las sujetos consultados a otorgarle al cosplay un espacio dentro de las  muestras culturales de Costa Rica.

Razones que impulsan el cosplay en Costa Rica

El costarricense que disfruta del cosplay se ve influenciado por distintas motivaciones, una forma de distraerse al representar sus personajes favoritos, la participación en algún concurso, como forma de desarrollo artístico, o simplemente porque le gusta la idea de transformarse por unas horas en algún personaje que admira. Los entrevistados, durante la recolección de material para esta investigación, apuntaron diferentes razones que los impulsa a realizar traer a la realidad a un personaje, por ejemplo C3 y C4, indicaron que el interés por el cosplay se dio después de asistir a un evento y ver a las personas vestidas.

Asimismo, C1 indicó que su impulso a practicar el cosplay, se debe a su gusto por las artes, sin embargo, C2 manifiesta que el interés por disfrazarse lo trae desde pequeña, debido a que ella disfrutaba al jugar con las pinturas de su madre y de personificar a algún miembro de su familia, además menciona que disfruta del reto que representa, para una mujer, la transformación en un personaje masculino ; aquí, por ejemplo, se puede observar esa búsqueda del otro yo, del contrario, ese “mundo al revés” que teoriza Bajtín en su teoría del carnaval.

Ariela-Quirós_Charles-Chaplin_F-Alejandro-Corrales

Cosplayer: Ariela Quirós. Personaje: Charles Chaplin. Fotografía: Alejandro Corrales

Ahora bien, la respuesta a la pregunta “¿Cuál es su mayor inspiración para hacer cosplay?” uno de los entrevistados manifiesta que  le gusta sentirse bien con el personaje que representa “hay personajes geniales y al representarlos uno se siente genial”, Bajtín señala que en las relaciones dialógicas, que se presenta en todos los individuos “donde empieza la conciencia, allí se inicia para él un dialogo” (Bajtin, 2003, pág. 67), es decir, el sujeto social busca la representación del otro yo, pero no deja de tener conciencia de su yo principal, sino durante la representación se exterioriza, una parte del individuo que solo se oculta en el momento que no pertenece al carnaval.

Dentro de la misma línea de la búsqueda de otra identidad, se debe traer al frente una característica distintiva en ciertos participantes del cosplay. A pesar de que no se presenta en las muestras recolectadas,  el cosplayers suele transformar en su totalidad sus características sociales, por ejemplo, una persona que suele ser tímida, evita hablar en público y socializa al mínimo, pasa por una etapa de carnavalización, en la que contrario a lo planteado por Bajtín en su teoría del dialogismo, el individuo se olvida de su yo real y se sumerge en ese mundo al revés construido a través del cosplay y mejora sus capacidades de socialización y timidez, sin entrar en conflicto con su identidad original.

Polémica detrás del cosplay

El cosplay al igual que otras prácticas sociales, genera rencilla entre sus participantes, situación absolutamente normal en el desarrollo de un actor social, como ya mencionaba Giménez (2015). Los participantes de la entrevista, realizada para esta investigación, manifestaron que la principal causa de polémica en el mundo del cosplay es la envidia, debido a que en este espacio artístico, al igual que otras actividades, el individuo está en un constante crecimiento, en cuanto a sus capacidades plásticas; pero la razón central es la competitividad que se maneja en el cosplay. Uno de los discursos más comunes, entre los cosplayers es “yo lo hago solo para mí, no me interesa lo que los demás opinen”, sin embargo, sigue presente el deseo de ser admirado y  en el mejor de los casos premiado, mencionado por Bravo et al (2015).

El rol como papel que se le otorga al individuo en la sociedad, es importante en el desarrollo cultural. En el mundo del cosplay, al igual que otros grupos sociales, a sus miembros se les otorga un  lugar jerárquico, el cual debe defender, pero a diferencia del desarrollo del estatus en la sociedad, los cosplayers pasan por etapas de acepatción, iniciando por una etapa de principiante y deacuerdo a sus capacidades para desenvolverse en el medio, asciende periodicamente de lugar, hasta lograr un lugar de prestigio; de manera que la asignación de roles suele variar en el proceso.

La distribución de roles que se presenta en el cosplay se realiza de la siguiente manera, en primer lugar, está el cosplayeren sí es la figura central, es quien tiene las capacidades actoriales para personificar el personaje; en segundo lugar, el cosmaker, que desempeña la tarea de elaborar el disfraz, es decir, el cosplay para este actor social funciona como una fuente de ingresos; de igual forma el propmaker, pero con la diferencia de que se encarga solamente de la construcción de accesorios que mejoran la apariencia del personaje que se va a representar. A partir de esa posicion del propmaker y el cosmaker, es que se crea polémica entre los diferentes actores sociales que participan del cosplay, debido a que se violectan los derechos, de autoria.

 Finalmente, es necesario mencionar que este comportamiento ocurre a

William-AS-y-Gari-Rojas_Angemon-y-Angewomon_Digimon-Adventure_F-Rocha86

Cosplayers: Gari Rojas y William AS. Personajes: Angewomon y Agemon (Digimon Adventures). Fotografía: Kristian Rocha

raíz de los roles asignados, pero a diferencia del cosplayer, el coomakery el propmaker, en algunos casos integran totalmente su rol a su desarrollo habiitual, es decir, estos últimos no participan exactamente de la practica carnavalesca sino que solo contribuyen a que se lleve a cabo, y no dejan el rol al dar por terminado el estado carnavalesco.

V. CONCLUSIÓN

En conclusión, el juego de roles que se presenta en esta muestra cultural, puede ser cambiante, de acuerdo a las diferentes situaciones que se presenten durante el tiempo que pasa el individuo tras la máscara, es decir, cada inicio del carnaval significa una reestructuración del orden jerárquico y por tanto una reasignación de roles culturales. Además, gracias a los datos obtenidos, se puede afirmar el gran aporte la cultura costarricense, por medio del desarrollo del individuo.

Finalmente, el cosplay funciona, en la actualidad, como una muestra cultural, el cual contribuye a que el individuo se desenvuelva dentro de la sociedad; esto debido a la característica carnavalesca del cosplay de liberar y trasladar las imágenes del mundo real, a una nueva concepción de mundo, “el mundo al revés”, que impulsa al actor social a buscar u otra identidad.

VI. BIBLIOGRAFÍA

Bajtin, M. (1989). La cultura popular en la Edad Media y en el Renacimiento. El contexto de François Radelais. Madrid, España: Alianza Editorial.

Bajtin, M. (2003). Problemas de la poética de Dostoievski. México: Fondo de Cultura Económica.

Bravo, M., Nieto, S., & Chacón, V. (20 de octubre de 2015). Identidad juvenil y la práctica del Cosplay. Obtenido de Universidad Autónoma Metropolitana: Unidad Itzalapa: http://tesiuami.izt.uam.mx/uam/aspuam/presentatesis.php?recno=15632&docs=UAMI15632.pdf

Chinchilla, D. (25 de mayo de 2014). El serio juego de convertirse en dibujo. La nación, págs. http://www.nacion.com/ocio/revista-dominical/serio-juego-convertirse-dibujo_0_1416658343.html

Franklin, I., & Alarcon, S. (20 de octubre de 2015). La transformació del ser a partir de las prácticas comunicacionales y sus representaciones sociales en el movimiento cosplay. Obtenido de EDARTE: Universidad Pública de Navarra: http://edarte.org/wp-content/uploads/2012/01/Castel%C3%A1nClaudia_IIJornadasInvestigarconJ%C3%B3venes.pdf

Giménez, G. (17 de setiembre de 2015). La cultura como identidad y la identidad como cultuta. Obtenido de Curso: Introducción al Drama Popular: https://populardrama.wordpress.com/lectura-obligatoria-iexamen/

González, M. (22 de mayo de 2014). Cosplayers llenaron de color la Antigua Aduana. La República, pág. https://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=533330654.

Molina, D. (20 de octubre de 2015). El cosplay en Santiago de Cali: Una práctica juvenil que va de la fantasía a la realidad . Obtenido de Repositorio Educativo Digital: Universidad de Occidente: http://red.uao.edu.co/bitstream/10614/5777/1/T03808.pdf

RAE. (30 de octubre de 2015). Diccionario de la lengua española. Obtenido de http://buscon.rae.es/drae/

Notas:

[1] Mercado de historietas.

[2] Personas que hacen cosplay.

[3] Actividad cultural realizada por la Embajada de Japón en Costa Rica.

Videos ilustrativos:

¿Qué es el Cosplay? – Youtube

Kamen 2015 – Cosplay _ Tikotakus

Sesión de fotos Bioshock 2 _ Calendario Cosplay